Yaiba

Daigotsu Yaiba Nombre: Daigotsu Yaiba (antiguamente Shiba Yaiba).

Alias: Ninguno.

Nacionalidad: Rokuganí.

Especie: Humano con la Mancha de las Tierras Sombrías.

Le gusta: Luchar, meditar, servir a Daigotsu y Fu Leng, su prometida Ryoko.

No le gusta: Los buenazos, Monty Pantheon.

Frase favorita: “Cuando eliges tu camino, ya no hay marcha atrás.”

En el pasado fue un yojimbo del clan Fénix conocido como Shiba Yaiba. Un prometedor samurai como tantos otros, Yaiba se interesó por el conocimiento sobre las Tierras Sombrías, lugar de donde procedían los más temidos enemigos del imperio de Rokugan, para saber más de esta amenaza. Alguien dentro del clan, el shugenja Isawa Karasu, quiso adiestrarle…

En realidad Karasu era un maho-tsukai de la familia Chuda, sirvientes de Daigotsu, el Señor Oscuro. Karasu engañó a Yaiba e hizo que abrazara la Mancha de las Tierras Sombrías. Durante años, el ahora corrupto Yaiba fue entrenado en las técnicas de la familia Daigotsu, especializándose en su arma predilecta, la naginata de obsidiana. Karasu le enseñó lo más básico de las artes de brujería de los Portavoces de la Sangre, pero Yaiba nunca profundizó más allá.

Yaiba es un fanático del Kami Oscuro Fu Leng, es un guerrero leal al Señor Oscuro Daigotsu y está dispuesto a realizar lo que sea en su nombre, mientras busca la Iluminación como forma de destruir a los enemigos de Daigotsu y su Clan Araña… teniendo que elegir entre ese camino solitario o seguir como hasta ahora y pasar más tiempo con su prometida, Chuda Ryoko.

En su peregrinaje, Yaiba de alguna forma acabó en nuestro mundo y época, pero parece estar adaptándose bien. Además, su meditación evita que la Mancha le obligue a cometer una carnicería tras otra. Pero quién sabe cuánto puede durar esta “paz”.